Códigos QR

Códigos QR

Visión integral para el crecimiento de la empresa
¡Vamos a la playa!
Seminario Inversión para empresas de alto impacto

Entrevista a:
Lic. Rodolfo lván Martínez Madrid
Profesor de tiempo completo de la Universidad Tecnológica de Hermosillo (UTH) en la carrera Tecnologías de la Información (TI)

Antes la tecnología era exclusiva para científicos y centros de investigación, pero de varios años a la fecha se posicionó en nuestras vidas generando una gran cantidad de impactos positivos –y negativos también– en los aspectos personal, social y, lógicamente, en la productividad de las empresas. Los códigos QR son un claro ejemplo de ello.

Un código QR es un código de barras bidimensional (2 D) cuadrado, indescifrable al ojo humano y para conocer la información que almacena es necesario utilizar un lector para escanear el código desde un teléfono inteligente a través de una aplicación que se puede descargar de manera gratuita, explicó el Lic. Rodolfo lván Martínez Madrid, Profesor de tiempo completo de la Universidad Tecnológica de Hermosillo (UTH) en la carrera Tecnologías de la Información (TI).

Los inventores patentaron y lanzaron la tecnología para poder leer los códigos QR de una manera libre, útil y sin costo, expuso el académico. Hay muchísimas aplicaciones para hacerlo pero en su opinión recomienda entrar a Play Store si es Android y en celulares el iPhone de la versión 10 en adelante ya trae incluido un lector de códigos QR. «Si no, es muy sencillo bajar la aplicación, es gratis y no tiene ningún riesgo», recalcó.

Martínez Madrid expuso que hay varios tipos de Códigos QR, unos se usan más que otros pero el más común es el QR tradicional el cual se puede identificar fácilmente por tener tres cuadros en su interior que cumplen una funcionalidad y es hacer más fácil la lectura; originalmente los QR tienen un marco blanco para diferenciar el código del fondo donde se está imprimiendo. Se llama «zona de silencio» y le permite al dispositivo leer claramente lo que hay al interior de esa zona.

El nombre del Código QR viene del inglés Quick Response Code, es decir, un Código de Respuesta Rápida y viene a sustituir al código de barras –al cual aún no ha desplazado por completo. El código de barras nace en los años cincuenta -y se hace más común en los sesenta– es una forma gráfica de poner información codificada para identificar algún producto. A su vez el código de barras desplazó el uso de etiquetas adhesivas para poner precio en los productos, y vino a agilizar los procesos y reducir la posibilidad de error.

La capacidad de datos que puede aceptar un código de barras es limitada, no mayor a veinte números nada más, subrayó el académico. Y precisamente en ese contexto surge la necesidad de ampliar la capacidad de información en un código y la empresa Denso Wave -subsidiaria japonesa en el Grupo Toyota-se da a la tarea de crear un nuevo código que ofrezca rapidez en la lectura,

mayor capacidad de almacenaje de datos, todo codificado. El resultado de esa búsqueda e investigación es el Código QR que nace en 1994.

Los códigos QR puede codificar números (numérico); números y letras (alfa numérico); binario (combinaciones de ceros y uno, es el lenguaje de las computadoras); y kan ji (caracteres japoneses), concluyó el Lic. Rodolfo lván Martínez Madrid.

COMENTARIOS