Para bailarines y actores su cuerpo es básico.

Para bailarines y actores su cuerpo es básico.

Operación Salvavidas
Una mala calidad del aire afecta la salud
Muchas empresas no estaban preparadas para enfrentar las crisis sanitaria y económica.

Por: MTAE Adria Adelina Peña Flores, Máster en Teatro y Artes Escénicas (MTAE) por la Universidad Complutense de Madrid

El arte da otra sensibilidad, si se estudia a fondo y la persona se dedica a esto puede tener otra actitud ante la vida. A través del arte es posible conocer la realidad, conocer otras realidades y conocerse a sí mismo, expuso la MTAE Adria Adelina Peña Flores, jefa del Departamento de Bellas Artes de la Universidad de Sonora. “Cada persona puede encontrarse a sí misma a través de lo que hace o de lo que presencia artísticamente, porque los que están bailando, actuando, tocando una pieza musical, o una pintura o una escultura pueden producirle imágenes del pasado o imágenes que pueden darle la posibilidad de un futuro”, expresó la académica.

En el caso de los jóvenes que están dentro de las escuelas y buscan ser profesionales se les dan las herramientas necesarias para comenzar una carrera, es decir, las escuelas de arte imparten conocimientos que ayudan a dedicarse a la profesión de una manera más práctica que si se hicieran en el día a día, solos, sin una escuela, entonces les da un soporte, subrayó. “A la gente que disfruta el arte o que no sabe que podría disfrutarlo les da la posibilidad de trabajar la imaginación, de encontrar imágenes ya sea fantasiosas o realistas que por sí mismo sería muy difícil descubrir a través de si pintan, de si van al teatro, o quizás ven una coreografía, un trabajo dancístico que no es lineal, pero les provoca emociones e imágenes y, entonces eso es lo que logra”, subrayó.

En este sentido, explicó, el arte es algo inasible; algo que no se puede tomar, agarrar, pero se mete en el cuerpo y da una vida que no da la realidad concreta. “Partes de la realidad, pero la nutres tú mismo al hacerlo y a la vez le das la posibilidad a los otros de que se nutran de eso. Los bailarines y los actores parten de su cuerpo, su cuerpo es su instrumento de trabajo; un bailarín tiene que entrenar, ensayar horas para poder hacer dos minutos de un trabajo escénico que a mí me va a nutrir mi emoción, mi imaginación y me puede producir un descanso, una relajación o una conmoción”, explicó.

Asimismo, los artistas visuales qué quieren decir a través de este trazo o qué entiende la gente si es que entiende algo. O, bien, los músicos tienen que aprenderse las notas y la pieza musical, entender al autor, si no es de ellos, para de esta manera poder producir las emociones que provoca la música, dijo.

A través de todas las artes, además, es posible aprender las diferentes asignaturas, por ejemplo, de la primaria, de la secundaria, indicó Peña Flores. Por medio de la pintura, del teatro pueden aprenderse las reglas gramaticales o la manera de ayudar al ambiente, etc. “Hace muchísimos años se implementó en la Secretaría de Educación, ha ido y vuelto, pero es posible, se usa”, dijo. En la actualidad, sí hay muchos jóvenes que consumen arte, quizás no el arte que pudiera nutrirles el alma consideró. “Y lo que pasa también es que el arte no es rentable o no sabemos por dónde llegar para que sea rentable y los que tienen la posibilidad económica, básicamente, de implementarlo no lo hacen, no les interesa porque lo que quieren es dinero y el arte difícilmente va a dar dinero. Sí lo da, hay gente que vive muy bien del arte y hay gente que vive muy mal del arte”, estimó.

Estas carreras son difíciles, pero en estos tiempos actuales todas las carreras lo son y por el grado de descomposición que estamos viendo en la sociedad, es necesario tener más profesionales del arte que puedan ayudar a transformar a estas personas y por ende, a la sociedad, opinó la maestra.

A diferencia de quienes nacieron en generaciones anteriores, ahora hay más información y más opciones de dónde escoger –antes no había escuelas profesionales de arte— sea para estudiar o asistir a eventos artísticos. Y esto se ha dado a partir de que tenemos egresados de varias generaciones que son profesionistas y se han dedicado a trabajar no solamente en Hermosillo, sino que se van a diferentes partes del estado y del país, puntualizó la maestra.

En todo el Departamento de Bellas Artes actualmente estudian alrededor de 500 alumnos divididos entre las tres carreras que se ofrecen: Licenciatura en Artes Escénicas, Opción Danza Contemporánea y Actuación; Licenciatura en Artes Plásticas, Opción Pintura, Escultura y Grabado; y Licenciatura en Música, donde ahora manejan Canto Lírico, Piano y Guitarra Clásica, concluyó.

Compartir

COMENTARIOS