Mejorar el entorno a través del arte

Mejorar el entorno a través del arte

¡Otra vez la alergia!
Comportamiento del consumidor, ¿qué tanto ha cambiado?
Más participación de las mujeres en la minería, motor de bienestar

Entrevista a:
Gustavo Ozuna González
Artista Plástico Sonorense con más de 50 años de trayectoria

Estudiar y desarrollarse en cualquier rama del arte forma seres humanos más felices, sensibles, empáticos y comprometidos con su entorno. El arte es comunicación, de ahí que los artistas a través de su ejercicio profesional transmitan mensajes –a veces de crítica social— como parte de su aportación al ser agentes de cambio en su comunidad.

“La apreciación del arte es una forma que se conjuga en relación a la observación del entorno y la cuestión social, por eso el artista maneja el respeto a la ecología, al ambiente mismo y a las personas porque entiende la problemática social en todos los sentidos tratando de aportar algo que beneficie a la sociedad, los aspectos de convivencia y de respeto al entorno”, explicó Gustavo Ozuna González, Pintor, Escultor, Muralista con más de 50 años de trayectoria.

Hay una sensibilidad para mejorarlo, respetarlo y modificarlo para mejorar la convivencia y la apreciación, agregó, tratando de que el público visualice esta perspectiva a través del desarrollo de su ejercicio profesional, llámese danza, música, teatro o artes plásticas.

“En el hacer se manejan elementos tomados del entorno, por eso a veces se hace crítica con la obra, se dice que el arte es un reflejo social. El arte es comunicación y el autor siempre está comunicando algo”, subrayó el artista plástico sonorense, quien en su obra plasma formas angulosas –aspectos geométricos– que dan sensación de movimiento y mucho color igual a vida.

Cada persona posee ciertas aptitudes que le dan posibilidad de desarrollarse en alguna disciplina en especial, expuso Ozuna González. Y en el caso del arte se debe tener la capacidad para desarrollar tu trabajo con libertad pero construyendo siempre algo. “En todo tiene que haber construcción y no solo en el aspecto material, sino también en el aspecto humano, es decir entender al mundo y tratar de servir a los semejantes. Tratar de aportar algo más allá de lo monetario; éste es el compromiso social del artista”, indicó.

En este sentido, todo mundo puede ser pintor pero no todo mundo puede ser artista. Y la diferencia radica precisamente en esas capacidades o aptitudes (la vocación) y el compromiso — lo mismo pasa en todas las disciplinas, comentó.

Compartir

COMENTARIOS