Los pacientes recuperan la confianza con los protocolos

Los pacientes recuperan la confianza con los protocolos

Los abuelos con su experiencia ayudan a familia y sociedad
Yoga actúa en tu cuerpo para que puedas dormir mejor
Los principios son siempre buenos y correctos

Dr. José Francisco Quijada Garavito

Especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial

Conciencia y responsabilidad para brindar bioseguridad al paciente

Por Xóchitl Rodríguez

Con la conciencia y la responsabilidad de cuidarse como equipo de trabajo para poder seguir prestando el servicio, además cuidar que el consultorio no se convierta en punto de contagio para los pacientes, el Dr. José Francisco Quijada Garavito implementó normas de la Sociedad Odontológica de Chile, de la World Federation of Orthodontists y de la Sociedad de Ortodoncia de Colombia.

El especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial recordó que en marzo, cuando el contagio por Covid-19 fue declarado pandemia, tuvieron que cerrar el consultorio y durante un mes la Secretaría de Salud solamente dio indicaciones a la población civil en general, sin que hubiera alguna normativa directa para el gremio médico y dental.

Por tal motivo, cada clínica, consultorio y médico fueron creando sus propios protocolos y QG Ortodoncia no fue la excepción. Adecuaron a las necesidades de Sonora los parámetros internacionales con los que reforzaron las medidas de higiene y esterilización del equipo que ya seguían antes de la pandemia.

Después de un mes empezaron a operar nuevamente pero se redujo el número de pacientes debido al temor que tenían de ser contagiados, recordó el especialista. Poco a poco, gracias a la difusión de los protocolos que se establecieron en el consultorio, los pacientes sintieron la confianza de estar en un consultorio seguro y la asistencia volvió a incrementarse, solo que con consultas programadas.

“Hubo un cambio bastante radical no solo en las medidas de higiene, sino en los protocolos de cómo recibimos al paciente, cómo lo atendemos, cómo se cobra la consulta y cómo agendamos una nueva cita”, comentó.

Actualmente, el primer contacto con el paciente es a través del teléfono o whatsapp para averiguar sobre su estado de salud en general, explicó; saber si ha tenido alguna sintomatología –sobre todo si son pacientes con algún tipo de comorbilidad, como sobrepeso, diabetes o hipertensión-, y para estar seguros de que no haya tenido contacto con alguna persona contagiada.

Se le da una cita, con la seguridad de que en la recepción nunca habrá más de dos pacientes esperando y de que constantemente se está desinfectando el área con productos certificados.

Además, después de la atención de cada paciente se aplican productos de esterilización en frío y de sanitización para que tanto él como los médicos estén libres de cualquier contagio.

Se utilizan también barreras de protección, overoles que cubren de pies a cabeza al personal para evitar que ciertas partículas toquen su cuerpo, sobre todo la cara, que protegen con caretas, lentes de protección y cubrebocas para evitar las gotas de saliva que también son medios de contagio del virus, y a diario esterilizan los instrumentos tanto en frío como con calor húmedo para darle bioseguridad al paciente.

El Doctor Quijada Garavito dijo que muchas de estas medidas sanitarias llegaron para quedarse, como el uso de barreras y la esterilización de todo lo que tiene contacto mano-boca después de atender a cada paciente.

“La situación actual requiere mayor conciencia en el uso de la maquinaria y equipo que utilizamos con los pacientes para evitar convertirnos en un foco de contagio”, reiteró.

Compartir

COMENTARIOS