Los doctores saben que cada paciente es distinto uno del otro

Los doctores saben que cada paciente es distinto uno del otro

Las Apps le dan ventaja competitiva a su empresa
¿Qué actitud debo tomar para ascender en mi empleo?
Que le dure más su inmueble
Guadalupe Zúñiga Elizalde
Socia directora de Digito Creativo Publicidad y Presidenta de la Asociación Sonorense de la Publicidad A. C.

¿Doctores de empresas?

Por: Guadalupe Zúñiga Elizalde
En nuestra agencia, con frecuencia recibimos llamadas de empresarios o emprendedores que están buscando ayuda para reactivar sus negocios y recuperar a sus clientes; muchos porque quedaron afectados por la situación de pandemia que nos acontece, otros que, aunque igual que los primeros, apenas empiezan a interesarse en trabajar en su marketing y tener presencia en medios. Pero también hay varios que sencillamente nunca habían tomado en cuenta que debían abordar este tema y de pronto se dan cuenta que estaban en una zona de confort con las mismas viejas prácticas que, evidentemente, ya no les funcionan.


La mayoría nos contactan pidiendo específicamente un servicio, el más frecuente: presencia en redes sociales, con la convicción de que sólo con eso levantarán sus ventas y empezarán mágicamente a recibir clientes. Nuestra respuesta inmediata ante esta solicitud es siempre: ¿Estás seguro de que eso es lo único que necesitas?


Quisiera hacer una analogía ante esta situación. Trabajar “sobre pedido y sin averiguar” es como ir enfermo al médico y pedirle que sólo te recete un analgésico cuando ni siquiera te ha revisado, cuando lo que podrías tener es una fuerte infección y necesitar una combinación de antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios y quizá hasta alguna terapia para tu recuperación… ¿Me explico?


No hay nada más erróneo en planeación de marketing que decidir un medio de comunicación, como son las redes sociales, sin haber hecho antes un análisis de tu negocio para saber “qué es lo que le duele” y qué “medicina” necesita.


Siguiendo con los términos médicos, los doctores saben muy bien que cada paciente es distinto uno del otro, y aun con el mismo padecimiento, el tratamiento que cada uno necesita será de acuerdo a sus condiciones. Así pasa con las empresas, los propietarios deben saber, como lo sabemos quienes nos dedicamos a asesorar a las empresas en marketing y publicidad, que antes de empezar una estrategia deben analizar “dónde están parados”. Nos hemos enfrentado con casos en los que la recomendación ha sido darles la vuelta a los modelos de negocio y replantearles una nueva perspectiva de sus propias empresas, llevándolos de la mano en todo el proceso.


Nuestra labor va mucho más allá de sólo hacer anuncios creativos, “videítos” y postear en redes sociales. En estos tiempos en que los consumidores ya no son los mismos de antes, nos hemos convertido en asesores de empresas en sus estrategias comerciales, y no damos sólo una receta milagrosa para sus males, porque buscamos acompañarlos durante todo el tratamiento, partiendo del análisis de todas las áreas involucradas.


Algunos de los muchos “exámenes” que hacemos van encaminados a dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿cómo están tus productos o servicios con respecto a la competencia?, ¿qué tal es el servicio que ofreces?, y tu trato con el equipo de trabajo y colaboradores, ¿cómo es?, ¿tienes una buena relación con tus proveedores?, ¿realmente tienes el control operativo de tus inventarios?, Y tu marca, ¿la tienes registrada y bien blindada?, ¿ya conoces tu funnel de ventas?, ¿sabes cuáles son las amenazas y áreas de oportunidad de tu negocio?, ¿tienes alineado tu ecosistema digital?… y, una de las más importantes, ¿conoces a tu cliente?


Todo tiene que girar en torno a la búsqueda de resultados; si los clientes no te conocen, no te pueden comprar, pero para darte a conocer primero debes estar “bien sano” y lograr un buen posicionamiento basado en la verdad. Las estrategias de ventas deben estar respaldadas por procesos internos eficientes. Hay que buscar por dónde podemos diferenciarnos de la competencia y tener claro que los clientes han cambiado y consumen de otra manera; ahora debes enfocarte en lo que ellos están buscando, no sólo en los canales que usan para encontrarlo, como las redes sociales.


Según tu tipo de producto o servicio, debes saber cuál es el canal que más conviene para tu mercado y no siempre son sólo las redes sociales. Es bien importante tener presencia digital, pero debe estar respaldada por un diagnóstico preciso y tener un buen manejo para que te genere flujo hacia tus puntos de venta, ya sean presenciales o en línea.

Los empresarios deben estar dispuestos a invertir en tecnología, en facilitar los procedimientos para agilizar el proceso de compra de sus clientes, en trabajar desde adentro para su propia transformación y en el área de marketing de la mano de expertos; en la planeación de estrategias para ser resilientes, mantenerse a flote y salir bien librados de esta crisis.
Y tú, ¿qué tan saludable te encuentras?

Compartir

COMENTARIOS