Los comercios se preparan para la reapertura

Los comercios se preparan para la reapertura

El talento que no se desarrolla, se pierde.
Los alimentos no perderán inocuidad con su manejo y superficies limpios
En la crisis se han implementado diferentes programas para empresarios

Lic. Miguel Ángel Figueroa Gallegos.

Por Xóchitl Rodríguez

Pese a la dificultad de establecer una fecha de apertura para los comercios, cuando el Centro abra va a ser un punto de encuentro muy seguro. “En el Patronato estamos tomando las cosas en serio para que todo comerciante cumpla con todos los requerimientos de seguridad; casi a diario vamos a sanitizar las calles y las banquetas. Una vez que ya se nos autorice, va a ser un lugar muy seguro para venir a comprar”, aseveró Miguel Ángel Figueroa Gallegos.

El Presidente del Patronato del Centro de Hermosillo confió en que pronto existirá una vacuna contra el SARS-CoV-2; en tanto, los comercios se preparan con los requerimientos para la nueva normalidad, que son el uso de cubrebocas, marcar en los pisos el sitio donde se deben parar los clientes, poner en las vitrinas separadores de acrílico y el uso de gel y jabón.  

Entre los empresarios comerciantes del Centro se impone la conciencia, dijo, porque aunque su mayor deseo es empezar a trabajar, no están de acuerdo en que la gente se exponga, debido a que el riesgo de contagio aún es muy alto.

Incluso, comentó que la apertura de otros sectores productivos, como el automotriz, con empresas que concentran a miles de trabajadores, podría complicar el riesgo de contagios, lo que impactaría nuevamente al comercio que, al no ser considerado esencial, tendría que seguir cerrado a pesar de todo el esfuerzo que ha realizado.

Y es que, a casi tres meses de mantener sus empresas cerradas, algunos comerciantes del Centro de Hermosillo no van a poder reabrir y el resto lo hará con muchas deudas. Definitivamente, el impacto más fuerte de la pandemia por Covid-19 es en el tema económico, lamentó.

Antes de la pandemia existían alrededor de 800 micro, pequeñas y medianas empresas comerciales en activo, de las cuales se han considerado esenciales, y por tanto están abiertas, apenas entre 10 y 15, incluido el Mercado Municipal.

Sin embargo, pese a que la gran mayoría de los comercios están cerrados, aseguró que han mantenido su planta laboral intacta y se han estado pagando impuestos estatales, federales, como el IMSS e Infonavit, y en algunos casos la renta, o al menos una parte.  

“Muchos negocios han estado cumpliendo al 100% con todo, pero van a empezar con una cuesta muy empinada, ¡y eso sin hablar de proveedores!, que algunos te quieren esperar y otros no. Al principio las empresas tenían dinero propio, después se complicó y tuvieron que acudir a préstamos, sea bancarios o personales. Cada quien se las ha arreglado como ha podido para poder subsistir, pero ya más no podemos”, clamó.

Figueroa Gallegos dijo que no hay una fecha tentativa para abrir y al parecer va para largo. “Aun así, nosotros no nos manifestamos, no estamos de acuerdo en ese tipo de presiones que exponen a la gente. Hay muchas mesas de trabajo y diálogo abiertas con las autoridades y debemos esperar las decisiones de los especialistas. No hay que exponernos”, reiteró.

Compartir

COMENTARIOS