La robótica y su influencia en la industria sonorense

La robótica y su influencia en la industria sonorense

Sanar con la alimentación adecuada
¿Qué pasa con los “millenials”?
Modernización del TLC, gran reto para el sector maquilador

La robótica, gran impulso al sector industrial

Entrevista a:
Lic. Gerardo Vázquez Falcón
Presidente de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, Index Sonora

En la actualidad, la robótica está dentro del sector industrial desarrollando procesos con alta eficiencia, con mucha certeza y precisión, con estándares de calidad específicos y sin incidencia de riesgos laborales, por lo que se ha convertido en un elemento sine qua non para la sobrevivencia de los procesos de la manufactura al menos en la próxima década.

Si una planta no tiene en algún momento sofisticación de este tipo y del Internet de las cosas o de los productos –IoT, análisis de megadatos para poder crear escenarios de precisión en función a los mercados– además de innovar e insertarse a la Manufactura 4.0 no van a sobrevivir; es necesario el impulso de uso correcto de estos elementos, advirtió Gerardo Vázquez Falcón, Presidente de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, Index Sonora.

Vázquez Falcón recordó que al terminar el Programa Bracero, en el cual connacionales se iban con visas especiales a trabajar en los campos y en diferentes áreas de los Estados Unidos, hubo que desarrollar una actividad productiva para quienes habían trabajado allá, regresaron a las fronteras, sabían inglés y no había empleo para ellos.

Así, a finales de los sesentas empiezan los programas de maquila que ha venido evolucionando, indicó, y ahorita estamos en la Manufactura 4.0 donde ya incorpora otros sistemas de manufactura y de producción en la cual participan los robots y los cobots, es decir, robots creados para interactuar físicamente con humanos en un entorno colaborativo de trabajo, subrayó.

“El robot hoy por hoy está dentro del sector industrial desarrollando procesos con alta eficiencia, con mucha precisión, con estándares de calidad específicos, no hay incidencia de riesgos laborales, de contratos colectivos, etc. Sin embargo sí se hace un desplazamiento de personal y un robot actual sustituye aproximadamente a cinco personas, con un costo mínimo de 7 mil 500 dólares por persona”, expresó.

Dentro de lo que en el sector se llama Curva de Aprendizaje, a una persona que está en un área de proceso se le capacita y se esperan tres o cuatro meses para que empiece a dar el estándar que la línea de producción requiere. El robot no; en cuanto se programa llega a hacer la producción y queda balanceada la línea, dijo.

Vázquez Falcón indicó que la manufactura –principalmente la secuenciada– es extremadamente demandante, donde por costo financiero lo que menos se quiere es tener almacenes, ni para tener materia prima, ni para guardar productos terminados.

Dentro de la manufactura, se maneja lo que se conoce como Work In Process, WIP y se refiere a los artículos entre máquinas a la espera de ser procesados. “Hay empresas tercerizadas que trabajan dentro de la línea de producción, que te facturan la pieza que ellos producen hasta que entra a tu línea de producción. A ese grado de demanda de actividad en procesos secuenciados. En el mismo momento todos tienen que estar participando como un relojito para que la línea vaya corriendo entre terceros, robots, personas, etc. Entonces es sumamente demandante, es algo fantástico y hoy por hoy no tendría la eficiencia, la calidad y el volumen que se tiene si no fuera también por los robots. Sin embargo, sí están haciendo un desplazamiento de personal, es lo que llamamos la automation o automatización de los procesos”, expresó.

Cobots, robots cooperativos
Líderes en manufactura de robots industriales, Mitsubishi y ABB se unieron en un Joint Venture. “Los robots normalmente requieren barreras para poder estar trabajando; están enrejados y aislados, así operan hoy en los procesos, hay algunos otros que aunque está la línea de proceso hay una barrera donde los trabajadores no pueden estar participando por seguridad.”, explicó.

Pero ABB junto con Mitsubishi desarrollaron un nuevo robot que se llama Cobot, son los robots cooperativos o cooperative robots, que pueden hacer movimientos casi como de humano. Entonces el empleado puede estar en una línea de proceso y el robot en otra y pueden empezar a interactuar. “Estos cobots no tienen más de medio año que están empezando en los mercados”, indicó.

Por ejemplo, Mitsubishi se estima ha vendido cerca de unos 120 mil robots y ABB unos 480 mil; en total entre ambas compañías unos 600 mil. Estos cobots van a permitir tener una interfase tanto entre robots como con gente. Y además las personas van a poder operar desde su celular programación y análisis con estos robots, explicó.

“Es algo que va todavía a tecnificar mucho más los procesos de la manufactura, un mayor impulso, el output (el principal medidor en la manufactura ) o la salida del producto en tiempo y en calidad, en un indicador que es la expectativa que tiene el cliente de recibir su producto desde que coloca su orden de compra. Si hoy una compañía de automóviles necesita un motor y se produce en otra planta, la expectativa que tiene el cliente de en cuanto coloca su orden de compra en cuánto tiempo le va a llegar. Las empresas que se consideran de clase mundial (Word Clase Manufacturing) al menos deben estar en máximo cuatro días”, dijo.

Compañías como la estampadora y ensambladora Ford; Latecoere que hace las puertas para los aviones Boing tienen robots de gran tamaño en sus procesos y muchas otras tienen un mecanismo como brazo de robots, algunos más sofisticados que otros, indicó el presidente de Index Sonora.

“Definitivamente la robótica inmersa en la manufactura y en la manufactura 4.0 es un elemento sine qua non, la persistencia de que sobrevivan los procesos de manufactura al menos en la próxima década. Si una planta no tiene en algún momento sofisticación de este tipo y del internet de las cosas o de los productos e innovar y meterse a lo que es la manufactura 4.0 (la revolución de la industria) no van a sobrevivir. Es necesario el impulso de uso correcto de estos elementos”, enfatizó.

En este sentido, dijo, es necesario contar con personal calificado como programadores de robots, que los reparen, que les den mantenimiento, que hagan los análisis de los escenarios y de los algoritmos para que empiece a operar toda esta infraestructura, entonces nos vamos a la Tecnología y a la Economía del Conocimiento; se tiene que migrar y la gente tiene que visionar.

“Ni siquiera me refiero a una ingeniería, debe haber carreras técnicas especializadas en el tema de la robótica y esto nos hace falta en todo México”, puntualizó.

Compartir

COMENTARIOS