La calidad del aire es vital para el ser humano

La calidad del aire es vital para el ser humano

Trabajar sin miedo en 2021.
Plataformas digitales claves para la educación a distancia
La consultoría en la nueva normalidad
Santa Nápoles Trujillo. Directora del Instituto Municipal de Ecología (IME)

Por el confinamiento, mejora la calidad del aire

Por Xóchitl Rodríguez

De acuerdo al Programa de Evaluación y Mejoramiento de la Calidad del Aire (PEMCA) del Ayuntamiento de Hermosillo, en sus resultados de medición obtenidos del 22 de marzo al 30 de junio del presente año, se redujo 5.7% la concentración de las partículas PM10 con respecto al mismo período del año anterior, debido al confinamiento social por la pandemia del Covid-19, informó la Doctora Santa Nápoles Trujillo.

La directora del Instituto Municipal de Ecología (IME) explicó que el aire es una mezcla compresa de partículas sólidas, líquidas y gaseosas que, de acuerdo a su fuente, se clasifican en naturales como el polen, polvo, esporas, etcétera, y antropogénicas, las causadas por los humanos, que pueden ir desde las emisiones de autos, por quemas de residuos, hasta la fertilización de campos agrícolas.

Se consideran como primarias aquellas que se emiten directamente a la atmósfera por diversas fuentes, por ejemplo, dijo, el humo oscuro que se observa en los escapes de coches y camiones o el polvo de las calles; y como secundarias las que se forman en la atmósfera como resultado de reacciones químicas a partir de la presencia de materiales gaseosos, llamados precursores.

De acuerdo a su tamaño, agregó, se clasifican como partículas gruesas (PM10), finas (PM2.5) y ultra finas (PM1). A las de diámetro aerodinámico igual o inferior a los 10 micrómetros (1 micrómetro, µm, corresponde a la milésima parte de un milímetro) se les denomina PM10; la fracción respirable más pequeña está constituida por aquellas partículas de diámetro aerodinámico inferior o igual a los 2.5 micrómetros, que son 100 veces más delgadas que un cabello humano.

En México existen seis Normas Oficiales para medir la calidad del aire: la NOM-025-SSA1-2014, que se ocupa de las partículas suspendidas; la NOM-020-SSA1-2014, del ozono; NOM-022-SSA1-2010, dióxido de azufre; NOM-023-SSA1-1993, dióxido de nitrógeno; NOM-021-SSA1-1993, monóxido de carbono; y NOM-026-SSA1-1993, que mide el plomo.

“Son normas de salud ambiental, emitidas por la Secretaría de Salud, y miden los límites permisibles de estos elementos en el aire”, afirmó la titular del IME.

En Hermosillo la calidad del aire se mide a través del Programa de Evaluación y Mejoramiento de la Calidad del Aire (PEMCA), que fue implementado por el Ayuntamiento desde el año 2000 con la operación de equipos manuales de alto volumen que toman muestras de aire por medio de filtros especiales, los cuales se pesan antes y después de cada muestreo para determinar la concentración de partículas PM2.5 y PM10 suspendidas presentes en el aire ambiente. Los resultados se expresan en microgramos por metro cúbico.   

Existen tres puntos de muestreo en la ciudad. Uno se ubica en el Cobach Villa de Seris (sur), otro en el Cobach Villa Bonita (sur-poniente) y el tercero en las instalaciones de la Universidad Estatal de Sonora (norte), que cuentan con equipos de operación semi-continua, los cuales se programan para muestrear el aire ambiente cada seis días por un tiempo de 24 horas continuas.

A través del PEMCA, precisó, se miden únicamente las concentraciones de material particulado presente en el aire (el PEO específico de polvos que hay suspendido); es decir, los equipos no arrojan resultados respecto a la composición.

El límite de partículas PM10 suspendidas es de 75 ug/m3 como promedio para 24 horas y 40 ug/m3 promedio anual. Para el caso de las partículas PM2.5, el límite son 45 ug/m3 como promedio para 24 horas y 12 ug/m3, promedio para el límite anual, concluyó.

Compartir

COMENTARIOS