El mercado inmobiliario en la pandemia

El mercado inmobiliario en la pandemia

Resiliencia: habilidad que puede ser aprendida y aplicada
Outbound e Inbound Marketing buscan captar consumidores
Anuncia Gobernadora Programa Emergente de Estímulos para el Sector Agroalimentario

   

Por: Ing. Feliciano García Sotelo

¿Es recomendable vender o comprar inmuebles durante la pandemia?

Ante la gran inestabilidad e incertidumbre provocada por la pandemia del Covid 19, muchos inversionistas y amigos me han hecho la pregunta de si es recomendable vender o dejar de vender,  o comprar o dejar de comprar en esta época.

La respuesta no es sencilla y es necesario analizar algunas variables del mercado. En la situación actual, tenemos dos grandes escenarios potenciales:

  • Los perdedores: turismo, hoteles, diversión, restaurantes, aerolíneas, cruceros, automóviles, construcción, bienes raíces, manufactura, servicios financieros, educación, gas y petróleo, servicios de lujo o costosos, entre otros.
  • Los ganadores: suministros y servicios médicos, procesamiento y venta comida, productos de salud personal, comercio electrónico y servicios de internet, principalmente.

También habrá una grave afectación en aquellos negocios que requieren concentrar un gran número de personas en pequeños espacios comerciales, tales como: cines, teatros, gimnasios, estudios de danza, etc. De igual manera los espacios de Coworking se verán afectados y habrá una mayor tendencia al Home Office.

Se estima que en los meses de abril y mayo se perdieron en México cerca de un millón de empleos formales, y una cantidad enorme de empleos informales. Aun con la reapertura gradual de los negocios seguirán muchos meses de turbulencia financiera y sanitaria, y todavía no sabemos cuántos. Se espera que la caída del PIB en 2020 será del orden del 10%.

Hasta el mes de mayo, nuestro gran socio comercial, los Estados Unidos lleva perdidos más de 20 millones de empleos. Por esta razón, podemos suponer que habrá una baja sensible de las exportaciones e importaciones.

Ante el desempleo, el cierre de empresas y la enorme baja de ingresos, es predecible que se dejaran de pagar rentas e hipotecas, tendremos desocupación a gran escala de locales comerciales y oficinas. Para reducir los costos de operación, los usuarios se mudaran de casas, oficinas y locales más económicos.

Nada será como antes… Ante este afán: ¿Cuántos años se requerirán para alcanzar los niveles de producción de los meses previos a la pandemia? Algunos cálculos conservadores pronostican que serán 4 años o más…

Está claro que son muy graves las consecuencias económicas y financieras de la pandemia y por la brevedad de este artículo, no podemos extendernos más en el análisis de otros aspectos a considerar. Por esta razón, retomo la pregunta que nos ocupa: ¿Es recomendable vender o comprar inmuebles durante la pandemia?

Tratando de ser propositivo, ante la inestabilidad de los meses y años venideros y sin contar con una bola de cristal, como asesor profesional inmobiliario, me permito ofrecer algunas recomendaciones que pudieran ser útiles para los interesados en el mercado de bienes raíces:

10 RECOMENDACIONES:

  1. El análisis de oportunidades para comprar o vender inmuebles, forzosamente debe ser sectorial y no hay una receta mágica. Revisar con mucho cuidado las actividades “ganadoras o perdedoras”.
  2. En esta situación de crisis, “la liquidez es el rey” (cash is King). Para sobrevivir, es imperativo contar con suficiente efectivo para cubrir los gastos y costo mínimos de operación de los meses con nulos o menores ingresos.
  3. Es mucho mejor tener el dinero invertido en bienes duros y más protegidos como los inmuebles, que en un banco “ganando” intereses. Si no tienes necesidad de efectivo, por ahora, no vendas tus inmuebles. Espera a que se aclare un poco el panorama.
  4. Muchos tendrán que vender activos, entre ellos bienes raíces, para contar con efectivo para la operación y pago de deudas. Aún es muy temprano para que haya mucha oferta de bienes inmuebles “baratos” en el mercado.
  5. En unos meses habrá muchas casas, locales comerciales y oficinas desocupados. El que posea efectivo, tendrá grandes oportunidades para negociar.
  6. Ante el dilema de comprar o vender, una buena alternativa es rentar para no perder el activo.
  7. No es adecuado valuar las propiedades en dólares, para cubrir la devaluación. Solo se puede valuar en dólares, aquellos inmuebles que por su naturaleza, puedan recibir rentas en dólares, tales como la industria maquiladora y de exportación.
  8. Las propiedades de actividades “perdedoras” como los hoteles y el turismo, deben buscar la reconversión a otros usos factibles, caso por caso. El flujo de efectivo es lo que determina el valor de la propiedad.
  9. El usuario va a cambiar sus hábitos de consumo. La vivienda vertical tiene un gran futuro, porque el suelo está sobrevalorado para la casa individual. Actualmente el mayor mercado objetivo son los milenials.
  10. Finalmente, por lo complejo del mercado inmobiliario actual, busca el consejo de un buen asesor profesional con experiencia en situaciones de crisis, y busca las oportunidades que ofrezcan mayor seguridad a largo plazo y buenos rendimientos financieros.

Esperando que estas ideas sean útiles para la toma de decisiones, les deseo lo mejor y que encuentren soluciones satisfactorias para sus familias y empresas.

Compartir

COMENTARIOS