El bacanora hay que darlo a conocer al mundo

El bacanora hay que darlo a conocer al mundo

Gobierno corporativo, clave para la supervivencia de las empresas
Para combatir el #COVID 19, la nutrición determina la fortaleza, o no, del sistema inmunológico
Cómo sobrevivir a los dos primeros años
Jorge Miranda Lara
Propietario de la marca Jorge Lara bacanora

Es buen momento para el emprendimiento

Por Xóchitl Rodríguez


Para contribuir a la promoción del bacanora como la bebida típica de la entidad, con denominación de origen desde el año 2000, lo que significa que Sonora es el único estado que se reconoce como productor, Jorge Miranda Lara inició en 2017 su emprendimiento de comercialización de esta exquisita bebida.


Mejor conocido como Jorge Lara, emprendedor por naturaleza, le dio su nombre, un envasado de tipo italiano y un empaque de madera en el que sobresale la tradicional figura del Danzante Yaqui, al bacanora con calidad de exportación que se produce en Bacadéhuachi para comercializarlo tanto en Sonora como en otras entidades del país.


“Al ser una bebida exclusiva de Sonora, hay que darlo a conocer al mundo; también, que los turistas que nos visitan puedan degustarlo”, dijo.
El proceso de elaboración del bacanora se ha mantenido por muchos años, en gran medida porque en 1915 el general Plutarco Elías Calles, entonces gobernador de Sonora, prohibió su producción y comercialización.


Debido a esa prohibición, la mayor parte del siglo XIX la policía rural se dedicó a destruir vinatas y a encarcelar a los productores; hasta que, en 1992, la Cámara de Diputados en Sonora modificó la ley de alcoholes e, inspirada en la industria del tequila, levantó la prohibición de la producción de bacanora.


La familia de Jorge Lara es cien por ciento “bacanorera”, comentó el emprendedor, y por ello consideró que la bebida debía disfrutarse más allá de las fiestas familiares y regalos, ya que él acostumbraba ofrecer botellas de bacanora como obsequios.
Así fue como inició el proyecto de comercialización de la bebida que, además de promover y dar a conocer el producto regional, podría ser rentable.


Las características distintivas del bacanora se deben a la composición bioquímica del agave yaquiana -denominado científicamente angustifolia-, al tipo de microorganismos fermentadores, a las condiciones climatológicas de Sonora, y al método empleado para su elaboración.


La destilación se realiza en un alambique calentado con leña de mezquite. Al producto inicial se le conoce como cabeza, con alto contenido de metanol; luego se obtiene el vino o chuqui, el producto más puro de los destilados, y al final se obtienen las colas, un destilado muy bajo en alcohol y alto contenido de metanol.


El producto obtenido es colocado nuevamente en el contenedor para una segunda destilación, a lo que se llama resaque y es un proceso de rectificación del licor.


Un buen bacanora resulta de la combinación precisa del vino, la cabeza y la cola, hasta lograr una bebida agradable, ni muy fuerte ni muy blanda, con contenido de alcohol que oscila entre los 40º y los 50º GL.


Así, artesanal y de alta calidad, es el bacanora Jorge Lara, único con nombre y apellido, dijo, que proviene de la Sierra Alta de Sonora, de Bacadéhuachi.
La propuesta de Jorge Lara es de “low cost”; es decir, optó por un pequeño margen con tal de dar a conocer una bebida de alta calidad y capaz de posicionar a Sonora. Así, se puede conseguir hasta en 400 pesos el litro de bacanora en un envase por demás vistoso y estético, o 600 pesos si se prefiere en un empaque de madera. En ambos casos destaca la figura del Danzante Yaqui con que se identifica a la entidad.


Con esta presentación exclusiva, Jorge Lara reitera su visión de que los consumidores reconozcan la marca en Sonora y a nivel nacional; y se aboca también a cumplir con su misión de comercializar la bebida artesanal regional con una mejor imagen para que sea reconocida por el turismo.
Jorge Lara ha incursionado en otros emprendimientos, como la producción de perfume, gel desinfectante, cubrebocas y los KeBurros. Aunque las ventas han disminuido debido a la pandemia por Covid-19, se mantiene con el ánimo arriba y desea convertirse en un modelo para otros emprendedores con el fin de que se convenzan que, con una cultura del trabajo, la sencillez, y la humildad, sí se puede lograr el éxito.


“Se trata de cambiar la sociedad; de ser un emprendedor capaz de convertir sus ideales y ganas de colaborar en proyectos de éxito”, concluyó

Compartir

COMENTARIOS

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! Bienvenido a Revista Negocios Buscando Éxito. Estoy aquí para ayudarte.