¿Cómo planear su retiro como director?

¿Cómo planear su retiro como director?

Visión de especialistas para el desarrollo empresarial
La robótica y su influencia en la industria sonorense
Las 4 P´s del Marketing

Entrevista a:
L.A.E. Ramón Ponce Domínguez
Maestría en Liderazgo Desarrollador. Empresario y Consultor.

La mayoría de los empresarios se resiste a hablar del tema de retiro o jubilación. Ante la pregunta: ¿Cuándo te vas a retirar? se ofenden, se lastiman y no se van de las empresas, por ello lo más indicado es hablarles de un cambio de rol donde seguirán activos, expuso el L.A.E. Ramón Ponce Domínguez, Maestro en Liderazgo Desarrollador, Empresario y Consultor de Empresas Familiares.

“El rol que tienen ahorita es un rol de dueño, de director, incluso operan su negocio, son los que abren y cierran las oficinas, entonces al escuchar las palabras retiro o jubilación se resisten, se ofenden, porque dicen: “Si yo todavía tengo fuerzas”; “Yo todavía tengo mis ideas, ¿por qué me tengo que retirar?”; precisó.

El cambio de rol significa retirarse a ser Dueño o Presidente del Consejo, explicó, es decir, seguir siendo el socio o propietario de la empresa pero nombrar a un director e indicarle qué objetivos se deben lograr y estar al pendiente de que se cumplan.

“Entonces, no deja de ser activo; el dueño no se puede retirar así nada más por ser quien trae toda la experiencia, representa un respeto en la empresa, es muy valioso–no que esté físicamente ahí sino que los proveedores y clientes sepan que atrás está él como dueño, porque él es el fundador, es una personalidad. La empresa lleva mucho la personalidad del dueño. Es la figura de respeto, de autoridad”; subrayó.

Mucha gente piensa que si el dueño se va, la compañía se puede venir abajo, pero no tiene porqué pasar esto si hay procesos a seguir, hay sistemas, si hay un buen director joven que va a venir a inyectar sangre nueva a la empresa y el dueño ahora como Presidente del Consejo va a estar al pendiente, aclaró.

Ponce Domínguez dijo que abordar el tema como cambio de rol evita que el empresario caiga en depresión, por ello antes de entregar las llaves al sucesor debe tener ya listo su plan de vida al menos con diez años de anticipación, de preferencia en cuanto cumplan los 50 años de vida.

Una década es tiempo suficiente para ir seleccionando al sucesor, que no necesariamente tiene que ser un hijo, aclaró, hacerle pruebas y designarlo. Obviamente, en este tiempo también el empresario debe tener preparada su nueva ocupación.

“Una vez que cambia de rol, sigue vigente pero en cosas más importantes como puede ser la innovación, la inversión. El rol que se va a jugar aquí es el de viajar, de conocer a la competencia, conocer a los mejores de tu ramo, de tu industria, de traer nuevos recursos, inclusive, empiezan a leer, investigar, actividades que anteriormente no tenían tiempo de hacer por estar en la operación”: dijo.

Ahora bien, si el propietario insiste en quedarse por muchos años representa un riesgo para su negocio, advirtió Ponce Domínguez, porque las ideas -y más en la actualidad– los mercados y los modelos de negocios cambian y el empresario por estar inmerso en el remolino de la operación no se da cuenta de lo que está pasando afuera. El director no se debe aferrar a quedarse, no debe negarse a las nuevas ideas porque puede hacerle daño a su empresa, recalcó.

Otro punto a destacar es que si el dueño decide irse de la empresa –proceso en el cual ya nombró a un director– lo cumpla a cabalidad. Lo peor que puede suceder es que al día siguiente vuelva a ir, regañe a los empleados e intervenga en la toma de decisiones lo que ocasiona un gran descontrol entre el personal porque obviamente el líder tiene más jerarquía, al nuevo no lo toman en cuenta, y en un momento dado empiezan a tomar decisiones los dos, manifestó el consultor.

La recomendación es que en el cambio de rol se integre a la presidencia del Consejo de Administración donde va a seguir viendo los puntos fundamentales de la empresa, va a tener la información financiera y va a tener otro tipo de trabajo. Cuando el empresario tiene su nuevo rol, lo que sigue es proteger su patrimonio para vivir con su esposa de una manera digna. “De eso se trata el retiro de planear tu vejez”: indicó.

Finalmente, subrayó, como hombre de negocios, el cuidado que se debe tener es que la empresa permanezca el mayor tiempo posible, que siga siendo productiva, aunque el dueño se vaya. Eso es lo importante.

Compartir

COMENTARIOS