Como destacar y conseguir clientes en la pandemia

Como destacar y conseguir clientes en la pandemia

Ahora importa mucho tiempos y respuesta a los clientes
¡Registra tu propiedad intelectual y progresa!
Naves industriales, brindan un gran número de soluciones constructivas
Ingeniero Rodolfo Maldonado
Director General de Tecno Desarrollos

Cómo capitalizar el impacto de la pandemia

Por Xóchitl Rodríguez
Sentido común, ejercicios de retrospección para promover los casos de éxito así como los valores de la empresa, de la marca y de la gente, además de autogenerar posibilidades de trabajo, son algunas de las estrategias y acciones que Tecno Desarrollos ha implementado para enfrentar no solo el impacto del confinamiento social por la pandemia del Covid-19, sino el bache en que la industria de la construcción ya se encontraba desde el 2019.
El Director General, Ingeniero Rodolfo Maldonado, ofreció una visión panorámica de lo que han enfrentado las empresas formales de la industria de la construcción antes y durante la pandemia y de los aprendizajes que permitirán a Tecno Desarrollos no solamente mantenerse, sino crecer en este contexto de crisis sanitaria y económica.


Recordó que, de acuerdo con el Inegi, antes de la pandemia la industria de la construcción ya estaba deprimida. En marzo el valor de producción mensual de las empresas había cumplido 22 meses de contracción en un ambiente de incertidumbre debido a las negociaciones del T-MEC.


“Ya veníamos de un 2019 con problemas y llegó la pandemia. México ha vivido crisis internas, como la del 94, o externas, como la del 2008, que han afectado muy fuerte al sector, pero se ha aprendido de ellas. Sin embargo, el Covid fue algo inédito, con el peligro del contagio y el confinamiento obligado, que es uno de los factores que más hemos resentido”, comentó.
En el caso de Tecno Desarrollos, pararon actividades el 30 de marzo, pero, gracias a que una de sus obras era del sector alimentario, en ese entonces considerado esencial, pudo mantener activo a una parte de su personal.


Hubo que soportar altos costos, pagos de salarios, asesorías laborales -que eran muy recomendables para realizar las medidas correctas para protección de los trabajadores-, seguir vigilando las instalaciones, las obras. “Con reservas limitadas, confinados, los gastos corriendo y nula productividad; era una combinación letal que obligó a tomar medidas dolorosas, como el despido de personal”, rememoró.
En mayo, cuando se declara como esencial a la industria de la construcción, invirtieron en adiestramiento, primero para conocer, acreditar y luego implementar los protocolos de contención del Covid-19, una acción obligatoria para poder entrar en operación el 1 de julio.
La reactivación llegó y con el semáforo en amarillo se abrieron otras actividades, pero el mercado tiene cambios y los clientes piensan diferente, dijo, son más cautos.


Concretar un proyecto es todo un proceso que requiere una dinámica presencial muy fuerte, mucha interacción entre los dueños, los arquitectos en los despachos, etc. Con las limitaciones del caso, reestablecieron el contacto con clientes y se encontraron con que obras ya programadas se habían cancelado o, en el mejor de los casos, se pospusieron para el 2021.
Aunado a ello, agregó, vienen los gastos para las empresas asociados al fin de año, como el pago de aguinaldos; el presupuesto federal, importantísimo para estimular la obra pública, salió muy acotado en cuestión de infraestructura; y el 2021 es un año electoral en que cambiarán los gobiernos estatal y municipal.
Tecno Desarrollos se dedica a la obra privada y ante las circunstancias lo que hace es buscar a los sectores que llevan ventaja, como los industriales y productores de exportación que, con el T-MEC aprobado, tienen mejor definido su corto plazo. “La minería y todo lo que tenga que ver con la cadena alimentaria son sectores que conocemos y estamos poniendo mucho empeño”, manifestó.
Entre las acciones que realizan no sólo para mantener a la empresa, sino para crecer están los ejercicios en retrospectiva para revisar los casos de éxito y promoverlos con el fin de recontactar a clientes satisfechos; también, han redefinido su nicho para buscar nuevos mercados en diversos sectores a los que se están acercando a ofrecer sus servicios.
De igual forma, buscan convertirse en un sólido respaldo de sus clientes y ganarse su confianza en el sentido de que tengan claros los procesos, que sean transparentes durante todas las fases de la obra y que estén informados verazmente de todo lo que ahí sucede.


También están redefiniendo el recurso humano, identificando las potencialidades de su gente y dónde están sus mayores valores para formar un grupo élite de desempeño, reconocerlo y apoyarlo
La empresa sigue una política de austeridad, de cómo hacer más con menos, y busca –autogenera- oportunidades de trabajo realizando inversiones iniciales. Está en proceso de redefinir sus activos, sea para actualizarlos o rentarlos, y considera el arrendamiento financiero.
“Queremos también redefinir lo que le entregamos al cliente. Estamos haciendo procesos internos para mejorar mucho toda la documentación. Es decir, además de recibir la obra terminada y a su satisfacción, todo el paquete de documentos que se requiere”, agregó.
El Ingeniero Maldonado dijo que la capacidad de afianzamiento que tiene una empresa está en sus valores intrínsecos y relevantes que la posicionan. Hoy, el tener un contrato va a ser una cosa muy valiosa, un documento de negociación, de acercamiento y de buscar las mejores condiciones, sea con un banco o con un proveedor.


La pandemia ha traído aprendizajes. Entre otros, ser muy cautos, la conciencia de tener reservas estratégicas y de aprovechar la tecnología para la comunicación a distancia dentro de los procesos de la empresa.
“La capacitación a distancia es más económica y más accesible, lo que se ha convertido también en un valor: vamos a mantener los programas de capacitación y adiestramiento en todos los niveles de la empresa”, concluyó.

Compartir

COMENTARIOS