Cene rico en un ambiente agradable y relajado

Cene rico en un ambiente agradable y relajado

Diseños de jardines con paisajismo para todo tipo de espacios
Generaciones diferentes a través de una educación ambiental
¿Qué pasa con los “millenials”?

Entrevista a:
L.C.I. Rosa María Angulo Bañuelos
Propietaria y Gerente General de Bistro Restaurante

Cada vez la mujer asume mayores retos en los ámbitos profesional y laboral, como es el caso de Rosa María Angulo Bañuelos, Licenciada en Comercio Internacional, quien desde abril del 2017 asumió las riendas de Bistro Restaurante, un acogedor rinconcito donde se ofrece comida mediterránea y un ambiente idóneo para relajarse y platicar.

Enfocada inicialmente al mundo de la moda como distribuidora de accesorios, Rosa María solía visitar el recinto ubicado en el patio interior de Plaza Valles con un grupo de amigos cuando de repente se presentó la oportunidad de dar un giro a su vida y dedicarse prácticamente de un día para otro a dirigir un restaurante, un giro que de primera instancia pudiera resultar complicado para una joven por los horarios de atención.

“Sobre la marcha empecé a aprender, no estudié gastronomía pero siempre me ha gustado la cocina; lo que ofrecemos es lo que a mí me gusta preparar y lo que me gusta en sabores. Cuando llegué empecé a cambiar platillos, recetas, el sazón, así fueron mis inicios y sin tenerlo planeado empecé a trabajar a marchas forzadas porque lo amplié, el lugar era más chico y el local de enseguida estaba en renta así que aproveché y me expandí desde el principio”, recordó.

En Bistro Restaurante la especialidad son las pizzas gourmets, delgaditas, elaboradas con ingredientes como jamón serrano, queso de cabra y queso azul.” EI concepto que manejamos es venir a comerte una pizza y una ensalada acompañadas de una copita de vino; un lugar para pasarla bien, donde además se pueda platicar y relajarse. El nombre lo dice todo: Bistro, un restaurante chiquito, tipo europeo, muy agradable”, explicó.

En ocasiones hasta el mismo personal le sugiere poner pantallas en el recinto, comentó, pero ella les aclara que de hacerlo rompería con el concepto, pues los clientes ya los identifican y precisamente por ello el restaurante está bien posicionado en la preferencia de los comensales.

El segmento de mercado está enfocado en personas de 25 años en adelante, aunque reciben con gusto a clientes de todas edades, incluso adolescentes. “En la noche se pone muy romántico el ambiente, nos hablan mucho por ejemplo muchachitos para declaraciones de amor así como parejas para entregar el anillo de compromiso a sus novias, también nos frecuentan grupos de amigas, parejas, etc.”.

Bistro Restaurante es una pequeña empresa que genera diez empleos directos entre cocineros, meseros y administración, describió la joven empresaria, quien considera el giro difícil por tratar con el cliente en el momento, sin rango de tiempo para ningún error, por ello se vuelve complicado y muy demandante. “Si no arreglas el problema cuando se presenta, el cliente se va enojado y le va a decir a veinte personas más. Todo debe quedar solucionado al instante”.

Al ser una joven soltera y sin compromisos se le facilita poder cumplir con las funciones tan demandantes de este giro, pero en otra situación familiar se le complicaría, manifiesta la empresaria de 34 años de edad. “Cuando son días fuertes o temporadas altas no puedo desatender el restaurante; si hay compromisos o cumpleaños en la familia, por ejemplo en octubre fue cumpleaños de mi mamá y le dije te festejo ahí en Bistro, era sábado se me hace imposible irme, dile a tus invitados que vayan al restaurante, le comentó”.

Sus fortalezas como empresaria son 1) La calidad de los alimentos (y no por ello tiene que ser un lugar caro) y 2) La atención al cliente. “Mi concepto es relajado, meseros atentos, buena atención, buena comida, buen ambiente. Desde mayo pasado decidí abrir los días domingo y a mediodía aunque nuestro fuerte es la cena”, expuso.

En cuanto a los retos como empresaria son permanecer en el gusto de la clientela sin perder el concepto relajado y de buen ambiente que se ofrece. “No me gustaría ser como un lugar de moda, muchos restaurantes cierran porque no es un giro que te dé ganancias inmediatamente, es difícil, es mucha demanda de tiempo, el nivel de estrés es alto. Comparado con el otro negocio que tengo para mí esto ha sido una prueba de fuego”, indicó.

Finalmente, comentó sentirse realizada, contenta y muy satisfecha de haber tomado esta oportunidad de negocio en este giro donde no tenía experiencia pero que a base de entrega, disciplina, preparación y constancia ha venido descubriendo que le apasiona.

Compartir

COMENTARIOS