¡Vivir al aire libre y entre amigos!

¡Vivir al aire libre y entre amigos!

Una Expo para que los empresarios hagan negocio
Historia y cultura para promover el turismo
El mantenimiento preventivo es vital para su auto

Entrevista a:
lng. Betzabé Cortés Rosas
Gerente Comercial de Grupo Elga

Hoy en día la tendencia del estilo de vida es mantenerse sano, estrechar los lazos de convivencia y estar cerca de la naturaleza. Las nuevas generaciones han hecho suyos conceptos como el de sostenibilidad, que busca preservar los recursos naturales para las futuras generaciones pero también -en el presente- mejorar las condiciones sociales.

Esta visión de desarrollo sostenible demanda acciones tanto en el ámbito personal como en pro del entorno en el cual vivimos, afirmó Betzabé Cortés Rosas, Gerente de Comercialización de Grupo Elga.

“La tendencia de las personas es v1v1r más saludable. Van al gimnasio, comen comida orgánica y tratan de estar más cerca de la naturaleza. También existe más conciencia social y se valoran en mayor medida nuestras raíces y cultura. A diferencia de generaciones pasadas, valoran más el tiempo, la vida y no están dispuestas a encerrarse entre cuatro paredes. ¿Cómo trasladamos todo eso a la construcción de viviendas en un fraccionamiento? “, cuestionó.

La Ingeniera Industrial Administradora, quien participa en un Consejo para elaborar nuevas propuestas de vivienda, se refirió al concepto de Monterosa para cumplir con las expectativas del estilo de vida moderno, en el que destaca la integración y convivencia vecinal.

Las calles son más anchas y los autos pueden moverse con mayor facilidad; existen cabeceras verdes en las manzanas que se juntan con amplios camellones y andadores donde se puede hacer ejercicio en pareja o en familia, y que además permiten mucho espacio para estacionamiento.

En los fraccionamientos existe infraestructura para la convivencia que va desde una alberca de nado largo, áreas de juego, salones para eventos, canchas deportivas, hasta terrazas donde los vecinos realizan actividades con la familia y entre ellos, lo que ayuda a fortalecer el tejido social, dijo.

Los jóvenes quieren vivir al aire libre; han decidido aplazar la paternidad y la maternidad para convivir más con sus amigos, comentó. Por eso prevalecen los patios y ventanas más grandes que permiten integrar los jardines a los interiores y se construyen más altos los techos de las áreas sociales. Se respeta la vegetación del lugar, lo que ha permitido la rehabilitación de los ecosistemas, y se utiliza riego por goteo.

Las casas tienen mucha iluminación natural; se utilizan materiales aislantes y térmicos y los colores y el diseño se integran a la naturaleza del lugar donde se construye. “Con ello se reduce el consumo de energía eléctrica, se utilizan menos combustibles fósiles y disminuye la contaminación. Es una responsabilidad con la sociedad”, reiteró.

COMENTARIOS