Tecnología y bienes raíces

Tecnología y bienes raíces

Anuncia APIS lanzamiento de Revista Inmuebles
Bahía de Kino, un paraíso en la tierra
Crece y se consolida la Industria de Exportación

Entrevista a:
LAE Gastón Eduardo Celaya Bejarano
Empresario. Director General de Celaya Central Inmobiliaria. Presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales. Inmobiliarios (AMPI), Sección Hermosillo, A.C.

La tecnología ha dado un giro completo a la forma de hacer las cosas en cada uno de los sectores estratégicos, y el giro inmobiliario no podía ser la excepción al implementar estas herramientas para brindar una mejor atención a sus clientes y/o prospectos adaptándose a las nuevas necesidades del mercado.

El LAE Gastón Eduardo Celaya Bejarano, Director General de Celaya Central Inmobiliaria y Presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) Sección Hermosillo A.C., con 42 años de experiencia en el giro, dijo que ya no se puede trabajar con las herramientas que antes eran buenas para el sector, por ello hace alrededor de una década adoptó un sistema informático de vanguardia, ligado a una Escuela de Negocios Inmobiliarios en España llamado Notegés (una combinación de tecnología y técnicas de venta).

“Es un sistema que me ha ayudado a manejar mi negocio y consiste en lograr que una oficina tenga un alto rendimiento. Ahora hay oficinas grandes con muchos asesores pero el 20% produce el 80% y el 80% produce el 20%, y aquí de lo que se trata es con una oficina muy pequeña tener asesores y gerentes de alto rendimiento”, explicó.

Con Notegés, agregó el Presidente de AMPI, se van registrando todas las llamadas telefónicas, de tal manera que un cliente no totalmente satisfecho con las propiedades que le mostraron como para meter una propuesta formal por escrito acompañada de un cheque, o bien, si necesita seguir viendo propiedades para cerciorarse cuál es la más conveniente para él, este sistema informático incuba a este prospecto.

“Es decir, lo sigue atendiendo aunque yo personalmente ya ande trabajando con otros clientes. Y es que hay clientes inmaduros; es muy normal que un comprador y un propietario -ambos-estén confundidos en cuanto a los precios porque se acaban de incorporar al mercado, y el corredor debe tener elementos para poder sacar de la confusión a ese propietario. Es un proceso que lleva tiempo, puede pasar una semana, varias o hasta meses, por eso el sistema informático me tiene que incubar a ese prospecto”, subrayó.

Precisamente para que esta persona no se sienta desatendida cada vez que Celaya Central Inmobiliaria está captando una propiedad como la que el posible cliente andaba buscando –en el sistema informático queda una alerta activa y unas lupas del área donde éste pidió que estuviera el inmueble-inmediatamente recibe la información en su celular y en su correo electrónico y es él quien los busca, indicó.

Si un corredor no trae sistemas informáticos, si no se apoya en la tecnología se le van muchos negocios lo que representa importantes pérdidas económicas. “Diez llamadas diarias, 300 al mes, 900 en un trimestre, 3 mil 600 en un año no las puedo manejar con un cuaderno, ni tampoco con esas agendas que venden en internet, necesito tener un sistema informático diseñado para el sector inmobiliario para seguir atendiendo al prospecto. Es como un cordón umbilical desde el día que me llamó hasta el momento en que cerramos la operación”, subrayó.

Antes las personas llegaban personalmente a las oficinas de la inmobiliaria a ver casas, recordó, donde se les mostraban catálogos con las fotografías de las propiedades. “El negocio ha cambiado mucho y va a seguir cambiando. Ahora la gente ni de chiste viene, si estamos en los portales de internet y la propiedad le interese nos llama y si no estamos en internet no existimos. El corredor que no está en internet no existe; además tiene que pagar portales y pagar destacados porque esas propiedades deben estar en las primeras posiciones. Los portales que más funcionan en este caso son Lamudi, Inmuebles 24 y Vivanuncios”, dijo.

Finalmente, expresó, en su plan de trabajo como presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, Sección Hermosillo, contempla programas dirigidos a quienes ya tienen su licencia y esperan hacer negocios, operaciones compartidas, en AMPI que es el interés de un asociado y de un afiliado. Para que sea más atractivo y mejor están haciendo una plataforma donde todos van a poder subir sus propiedades y las van a poder ver con fotos y video, van a ver quién las está manejando, el precio y la descripción, indicó.

“La ventaja de estar en AMPI es que queremos hacer operaciones muy frecuentes y estamos invirtiendo para que eso se dé porque todo cuesta, entonces también la tecnología está llegando a AMPI. En el Consejo Directivo hay personas muy valiosas; tengo a un Ingeniero en Informática, es el lng. Rodolfo Olivarría, quien está prácticamente detrás de todas las acciones que tenemos. Y la vicepresidenta es la lng. Betzabé Cortés quien está metiendo desarrollos inmobiliarios, ya no propiedades de una por una sino fraccionamientos y conjuntos”.

COMENTARIOS