Novedosos medicamentos para tratar la diabetes hoy

Novedosos medicamentos para tratar la diabetes hoy

Infecciones por microorganismos invisibles al ojo humano
Posible causa de dolor en el rostro
El Pargo Rojo: La tradición más sabrosa en Bahía de Kino

Entrevista a:
Dr. Roberto Holguín Almada
Médico Endocrinólogo especialista en Diabetes

El panorama para las personas diabéticas ha cambiado radicalmente porque ahora se tienen medicamentos modernos para manejar la enfermedad, como los inhibidores de la enzima DPP-4, las glifozinas y una nueva generación de insulinas. Y la buena noticia es que ya los tenemos en México desde hace un par de años.

A diferencia de años pasados, la población que actualmente está debutando como diabética –de alguna manera– puede estar tranquila en el sentido de que cuenta con una serie de herramientas, de medicamentos que han venido a mejorar el mecanismo de acción, la evolución natural de la enfermedad, indicó el Dr. Roberto Holguín Almada, Médico Endocrinólogo especialista en Diabetes y Director General Médico de la Casa del Diabético y Tiroideo.

Hace alrededor de una década prácticamente se contaba con un solo fármaco para manejar la diabetes -la Glibenclamida, recordó el médico tras aclarar que la Metformina no es un hipoglucemiante sino un medicamento que ayuda a la sensibilización del receptor con la insulina, por lo que anteriormente los fármacos solo eran la insulina y la Glibenclamida.

La Diabetes es la primera causa de muerte en México, alertó. Es una enfermedad del metabolismo intermedio. Toda la producción de fuentes de energía se ve afectada por la deficiencia en el metabolismo. Ahí interviene la función del hígado y del páncreas, la producción de hormonas como el glucagón, como la misma insulina, y gira alrededor de la glucosa, pero diabetes no solamente es glucosa es mucho más complejo, explicó.

En este nuevo panorama, ahora se puede disponer de medicamentos que se llaman inhibidores de la enzima DPP-4 –una enzima que se produce a nivel de intestino y se llama incresina, agregó el médico. Esta incresina actúa sobre el páncreas para que se produzca la insulina cuando la persona come.

Después aparecieron unos medicamentos inhibidores de la reabsorción de glucosa a nivel de riñón. El riñón es como un filtro por donde pasa toda la sangre y por supuesto que cuando llega a las asas de la nefrona se reabsorbe la glucosa y vuelve a pasar a la circulación. Estos nuevos medicamentos son las glifozinas, inhiben la absorción de la glucosa y entonces se empieza a tirar por la orina la glucosa. No pasa al torrente sanguíneo otra vez, explicó.

«Es un mecanismo extraordinariamente bueno, lo puede tomar cualquier persona, aunque no sea diabética, incluso; no pega bajones del azúcar. Son mecanismos muy atractivos, son medicamentos totalmente modernos -no estamos hablando de unos diez años de uso sino apenas unos 6 y 7 años– y que ya los tenemos en México hace un par de años”; indicó.

En cuanto a las insulinas, las hay de acción intermedia, de acción rápida y la NPH, pero en su opinión «son insulinas porfirianas» porque se utilizan desde hace más de cien años y sin embargo se siguen usando en todas las instituciones del sector salud. Actualmente se cuenta con insulinas muy modernas que casi no provocan hipoglucemia, tienen mucho mejores efectos, son mucho más finas en sus acciones. Por ejemplo, una insulina que se inyecte cada 48 ó 72 horas, sin necesidad de hacerlo 3, 4 ó hasta 5 veces al día.

Finamente, Holguín Almada subrayó que la diabetes es una enfermedad incapacitante en las personas que no se cuidan, pero si están bien controladas no tienen porqué presentar ningún problema. «Lo más importante en el control del paciente diabético es el ejercicio, en un 70%; la alimentación en un 20%; y los medicamentos en un 10%”; concluyó.

COMENTARIOS