Licencias y permisos ¿carga o protección para su empresa?

Licencias y permisos ¿carga o protección para su empresa?

CON LA Sonora certificará profesionistas
UNIVIDA: Y después de mi jubilación… ¿qué?
Primera mujer dirigente de CMIC

Entrevista a:
M.C. e Ing. Alejandro M. Mirazo Martínez
Director General de TOPMIR

Evadir o no contar con los permisos de Construcción y Uso de Suelo al iniciar una obra o un negocio, atrae un riesgo latente que a corto o largo plazo generará sanciones administrativas, acciones de regularización o la clausura del establecimiento, advirtió el M.C. e lng. Alejandro M. Mirazo Martínez.

Para cualquier giro, sea habitacional, mercantil, industrial o de servicios, es recomendable (y obligatorio) cumplir con las leyes y reglamentos de construcción y de desarrollo urbano, por lo que se deben solicitar las licencias de Uso de Suelo, de Construcción y de Funcionamiento que otorgan autoridades municipales en coadyuvancia con otras secretarías técnicas estatales y federales, dijo el Director General de la empresa consultora TOPMIR», firma especializada en la elaboración integral de estudios técnicos, gestiones y trámites de permisos y autorizaciones para cualquier tipo de proyecto.

Contar con las licencias y permisos para una obra o negocio no sólo previene la aplicación de multas y clausuras en caso de inspección, explicó, sino que permite tener un plan de trabajo elaborado y revisado por especialistas, como el Director Responsable de Obra (DRO) y la autoridad técnica revisora (CIDUE), lo que asegura la construcción y operación del proyecto de forma ordenada y normalizada.

En el municipio, la CIDUE otorga la Licencia de Uso de Suelo para un giro de operación específico a un predio con clave catastral de acuerdo a la Ley y Programa de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.

Si se va a construir, remodelar, ampliar o demoler, agregó, se requiere la Licencia de Construcción; para solicitarla se deben presentar los planos del proyecto arquitectónico avalados por la firma y sello de un Director de Obra Municipal (ROM) y otras figuras de especialistas técnicos, de acuerdo al Reglamento de Construcción que fue actualizado para Hermosillo en septiembre pasado.

Una vez en operación, la autoridad otorga 90 días para tramitar la Licencia de Funcionamiento que engloba la Licencia Ambiental Integral y el Dictamen de Seguridad que otorga la Unidad Municipal de Protección Civil mediante el plano del sistema contra incendios y dictámenes de gas y eléctrico.

Es común que un proyecto requiera autorizaciones de varias dependencias de los tres niveles de gobierno, comentó. Por ejemplo, para completar la solicitud de Licencia de Uso de Suelo para un parque fotovoltaico de mil hectáreas en el municipio de Hermosillo se requiere autorización de Semarnat en materia de impacto ambiental; de factibilidad, por parte de CFE; Dictamen de Impacto Regional y de Congruencia, de la SIDUR, y es recomendable realizar el deslinde topográfico durante esta etapa para revisar y analizar el sustento de propiedad.

Los estudios técnicos, requerimientos y tiempos de respuesta de las autoridades constituyen un reto técnico y de calendario para los ciudadanos, por lo que es muy recomendable que busquen asesoría de empresas especializadas, concluyó.

COMENTARIOS