¡Vamos a la playa!

¡Vamos a la playa!

Kino Mágico
El Pargo Rojo, brinda seguridad a sus comensales
Un club muy activo en favor de Bahía de Kino

Entrevista a:
Luis Alberto López Murrieta
Propietario del Restaurante El Pargo Rojo

“El ícono de una playa es la arena bonita, dorada, como la tenemos en Bahía de Kino, un lugar para disfrutar actividades acuáticas y al aire libre durante los doce meses del año”, afirmó Luis Alberto López Murrieta.

El propietario de El Pargo Rojo, uno de los ocho restaurantes formales de tamaño medio con que cuenta Bahía de Kino, dijo que el atractivo del destino turístico es la propia naturaleza; “tener la Isla del Tiburón enfrente -que es la más grande de México-, la Isla de Alcatraz, lugares rocosos en los alrededores, el Estero de la Cruz, el Estero de Santa Rosa, la cercanía con la etnia Seri y sobre todo cerca de diez kilómetros de suaves y arenosas playas desde donde se aprecian los grandiosos atardeceres, particularmente en invierno”.

Bahía de Kino cuenta con aproximadamente cuatrocientos cuartos de hotel y en realidad tiene poca infraestructura para el turismo; sin embargo, hay dos épocas del año en que se nota el incremento de la afluencia turística: el invierno, con visitantes extranjeros del norte de Estados Unidos y Canadá, y el verano, con el turismo local y nacional, dijo el prestador de servicios.

Además está la época de vacaciones en los meses de junio, julio y agosto, durante los cuales se registra mucha afluencia de turismo de Chihuahua, de la Sierra de Sonora y de todo el resto del estado.

En Semana Santa hay mucha gente que va a Kino a acampar, lo que se ha vuelto toda una tradición. Otra buena temporada es la Semana de Pascua, aunque en términos generales se puede hablar de dos etapas en las que destaca la presencia de visitantes: verano, con el turismo local, e invierno con  extranjeros.

Las playas de Bahía de Kino se promueven para la recreación, el descanso y la convivencia familiar porque son playas muy seguras, de arena y no rocosas en las que se puede acampar o hacer uso de un hotel y restaurantes de muy buena calidad.

Compartir

COMENTARIOS