La decoración crea una ambientación agradable y funcional

La decoración crea una ambientación agradable y funcional

Exquisitos sabores del mar
Nuestra terapia psicológica es para todos
¡Vivir al aire libre y entre amigos!

Entrevista a:
Sandra Carranza Contreras
Diseñadora y decoradora de interiores y exteriores

La decoración de interiores o interiorismo es la profesión que se encarga de crear una ambientación agradable y funcional; el espacio que proporciona bienestar, descanso y felicidad a los habitantes de un hogar, afirmó Sandra Carranza Contreras.

La diseñadora y decoradora de interiores y exteriores, con casi dos décadas de experiencia en importantes ciudades de México y Estados Unidos, destacó la relación personal que se establece entre el profesional de la decoración y los clientes para lograr espacios interiores a plena satisfacción.

«La decoración de interiores depende de los gustos, actividades y hasta de la edad de quienes habitan la casa. Hay quien prefiere algún estilo específico -minimalista, contemporáneo, moderno o clásico-, pero la gama de decoración es muy grande y uno de los objetivos principales es integrar todas las áreas para crear espacios armoniosos, llenos de buena vibra y energía positiva. De hecho, una de mis más grandes satisfacciones la recibo cuando algún cliente me habla para decirme que con su nueva decoración duerme feliz y relajado o alguna pareja mejora y fortalece su relación, influida por el ambiente que la rodea”; comentó.

Un buen proyecto contempla el trabajo de los ingenieros civil y eléctrico, del arquitecto y del decorador de manera integral. Particularmente los arquitectos y los decoradores son quienes establecen mayor comunicación con los clientes porque se encargan de los acabados finales, pero es el decorador quien viste a la casa y le da personalidad.

«Uno conoce el proyecto. Cuando vas a empezar a decorar has tenido en cuenta el área donde está la casa, los lugares que la rodean y el impacto que se busca con la decoración. Además, hacemos un tipo de escaneo familiar para conocer a cada integrante; si sólo son hombres, o puras mujeres, sus edades, o si es únicamente la pareja o si es un departamento de soltero”; explico.

En la decoración interior de una casa, negocio u oficina se deben considerar, además de la funcionalidad del espacio y la aplicación de algún estilo para alcanzar la estética deseada, el tipo de muebles, su tamaño y distribución. «Todos los muebles bien colocados son bonitos. No hay muebles feos, depende cómo se integren al área”.

También, agregó, el color del piso, de las paredes y del techo. Algún tipo de revestimiento que se desee utilizar, elementos textiles como alfombras, manteles o cortinas o quizá persianas y el tipo de lámparas e iluminación de los distintos espacios, lo que definitivamente es acorde a la actividad que se realice en cada una de las habitaciones.

«Imagina que voy a partir del punto medio de la casa y escojo un color para irlo distribuyendo a las cuatro esquinas con el fin de que al entrar todos los puntos focales tengan secuencia y haya un ambiente armonioso”; explicó.

Aunque sea el mismo modelo de casa, lo que es frecuente en los fraccionamientos modernos, el decorador realiza un trabajo personalizado, con puntos focales distintos para cada cliente y sin que necesariamente se necesite mucho dinero, aseguró.

Los jóvenes actuales valoran la idea de lo sustentable y un estilo contemporáneo, ordenado, limpio y muy armonioso; los espacios claramente marcados, áreas agradables para la convivencia y con elementos ad hoc, concluyó.

COMENTARIOS