La Asociación ofrece clases gratuitas para aprender el sistema braille

La Asociación ofrece clases gratuitas para aprender el sistema braille

La evolución de las agencias de viaje
Gastronomía y sabores sonorenses
Nos agobiamos y despotricamos contra esa nueva normalidad
Migdalia Cisneros Villa
Presidenta de la Mesa Directiva de
Ciegos y Débiles Visuales de Hermosillo, A.C.

Ayudan a ciegos y débiles visuales a adaptarse

Por Xóchitl Rodríguez

Con el objetivo de la inclusión e integración a los ámbitos laborales, la Asociación Civil Ciegos y Débiles Visuales de Hermosillo busca que a las personas con esta condición se les dé oportunidad de crecer en el ámbito de los negocios y de trabajar, porque, pese a que carecen de la vista, pueden trabajar con el tacto, consideró Migdalia Cisneros Villa.

La actual Presidenta de la Mesa Directiva de Ciegos y Débiles Visuales de Hermosillo, A.C., dijo que otra de sus luchas es conseguir un establecimiento para que quienes se dedican al comercio de algunos productos, como escobas, trapeadores y dulces, dejaran de hacerlo por las calles de Hermosillo; además, tener un lugar propio para ofrecer sus servicios a los miembros de la organización, que son 25 personas activas, más de 70 que por algún motivo no acuden a las reuniones y 4 pendientes de visitar. Todos ellos entre 30 y 70 años de edad.

La AC existe desde el 2012 y cada dos años nombra una nueva Mesa Directiva, que para el período 2019-2021 está integrada por Migdalia Cisneros en la presidencia; Domigo Carpio, como secretario; José Luis Hernández, tesorero, y María Belem López, representante legal.

Desafortunadamente, comentó la presidenta, el 13 de marzo fue la última vez que se reunieron debido a que, por la pandemia del Covid-19, cerraron la Casa Club del Jubilado y Pensionado Isssteson, donde les prestan un aula.

En tiempos normales, agregó, la Asociación ofrece clases gratuitas para aprender el sistema braille, los martes y los jueves de 4 a 6 de la tarde; también, cuando las personas lo solicitan, brindan apoyo psicológico o de tanatología.

“La tanatóloga es una persona invidente que ayuda a quienes han tenido alguna pérdida. La psicóloga es una joven egresada de la Universidad de Sonora, que le interesó el braille y se quedó con nosotros. Ella nos ayuda a que los miembros de la Asociación entiendan su proceso, porque la mayoría han perdido su visión ya de adultos, sea por desprendimiento de retina o por diabetes, y les resulta difícil aceptarlo”, explicó.  

Migdalia Cisneros, de 43 años de edad, sufre la discapacidad desde niña. Nació con catarata congénita y le dañaron el nervio óptico en una mala cirugía que le practicaron cuando tenía tres años. Desde entonces ha venido perdiendo la visión gradualmente hasta quedar, hoy en día, con un 30%, por lo que necesita bastón para poder reconocer las irregularidades del terreno. Ningún tipo de lentes le es útil, excepto las gafas de sol, porque le lastima en gran medida la luz.  

“También, debido al uso de la computadora y el teléfono celular me ha bajado mucho la visión, pero como tengo el problema desde niña, ha sido más fácil entenderlo”, agregó.  

Y es que a pesar de su condición, Migdalia estudia el octavo semestre de la Licenciatura en Derecho en la Universidad de Sonora, donde hace exámenes orales, entrega trabajos hechos en computadora y aún escribe en cuadernos, aunque tiene que pegar mucho el rostro. Para la lectura, escanea los libros en PDF y los descarga al celular, en el que usa lector de pantalla, o saca copias muy amplificadas para poderlas leer.

Ciegos y Débiles Visuales de Hermosillo, A.C., tiene una página en Facebook donde, además de dar a conocer sus actividades, invita a las personas en cualquiera de esta condición a integrarse a la organización. Una vez que se establece el contacto, tres personas de la Mesa Directiva visitan al interesado para darles a conocer los beneficios de la organización.

Por el momento, debido a las medidas de distanciamiento y mientras continúan cerradas las instalaciones de la Casa Club del Jubilado y Pensionado Isssteson, únicamente mantienen contacto con el público por Facebook.

Pero, en espera de que inicien actividades, la Asociación Civil se organiza para realizar algunas actividades que les permitan obtener fondos y hace un llamado a la comunidad para que los apoye con el fin de conseguir el material que necesitan para trabajar: regletas, punzones, hojas de opalina, ábacos, material didáctico, tubos y elástico para bastones.

El apoyo puede ser en especie o en efectivo a la cuenta 4152313249251732 de Bancomer, con ello podrán seguir ayudando a personas ciegas y débiles visuales para que tomen cursos de movilidad para aprender a manejarse en la vida diaria, el uso del bastón para desplazarse de manera independiente por la vía pública y lecto-escritura en braille, todo ello, con la esperanza también de tener un lugar propio. “Todos somos capaces de salir adelante y dar algo en la vida. Hay muchos que veían, eran activos en sus casas. Pero cuando por alguna razón perdieron la vista, se quedaron paralizados. Nosotros les podemos ayudar”, exclamó

Compartir

COMENTARIOS