Innovación y placer de comer tortillas de harina

Innovación y placer de comer tortillas de harina

Interactuar con el sistema sin dañarlo
Plaza Ley el Sahuaro de Hermosillo
Más participación de las mujeres en la minería, motor de bienestar

Entrevista a:
Ingeniero Industrial y Administrador René Martín Romero Bernal
Propietario

Becarel es una empresa familiar dedicada a la elaboración de tortillas de harina de trigo. Fue fundada en 1993 por el Ingeniero Industrial y Administrador René Martín Romero Bernal y su esposa, la Licenciada en Comunicación Bertha Alicia Muñoz Martínez.

En un principio el negocio elaboraba tortillas de maíz, recordó el empresario, pero al poco tiempo se decidió cambiar el enfoque hacia las tortillas de harina para atender el creciente negocio de taquerías y restaurantes de carne asada en Hermosillo y otras ciudades del estado.

Las condiciones y necesidades del mercado pronto exigieron nuevas estrategias y Becare! diversificó sus productos, elaborando varios tipos de tortilla de harina, para atender distintos segmentos. Hoy, la llamada tortilla Taquera es sólo una de varias modalidades que produce la empresa. “Por cierto, la principal característica de esta tortilla en particular es que se entrega precocida para que el cliente la termine de cocer al momento que la va a consumir. Otra cualidad de nuestros productos es que no utilizamos ningún tipo de conservador artificial en su elaboración”, manifestó.

Otros tipos de tortillas de harina de Becarel son: la Casera, la Gordita, la Baja en Calorías, Tortilla para Burros en diversos tamaños y la Gourmet, que incluye una amplia variedad de tortillas hechas con ingredientes naturales que le dan sabor a Chipotle, Tomate, Nopal, Mantequilla y Finas Especias Italianas.

Aunado a ello, Becarel realizó una nueva estrategia, agregó el Ingeniero, que consistió en integrar un minisúper para vender los productos propios y los que satisficieran las necesidades de su clientela, formada tanto por particulares como por comerciantes en pequeño. También se estableció otro punto de venta situado estratégicamente en el Centro de la ciudad y se distribuyeron las Tortillas Becarel en diversos establecimientos comerciales de la localidad.

Hace apenas unos meses la empresa decidió abrir un restaurante al que llamó La Casona Becarel debido a que la construcción es de principios de los años 30, explicó. Fue la residencia de la familia López Díaz, encabezada por el Sr. Francisco López Palafox, quien fue presidente municipal de Hermosillo (1932-1933) y un gran impulsor del béisbol.

“La casa fue debidamente restaurada y acondicionada para albergar de manera segura y confortable a la clientela del lugar. Pero no es un simple restaurante más; su propósito también es rescatar la historia de la tortilla y su papel en nuestra cultura. Además, se pretende recuperar la historia del antiguo Barrio de El Retiro, donde está ubicado el restaurante, así como de quienes allí vivieron. El Barrio de El Retiro fue fundado a fines del Siglo IX, a raíz de la llegada del ferrocarril a Hermosillo”, rememoró Romero Bernal.

La Casona Becarel, situada en la calle Manuel González esquina con calle Puebla, no sólo es un restaurante de comida típica y tradicional sonorense. Por sus características y propósitos, las autoridades municipales de Cultura lo catalogaron como un Museo de la Tortilla y fue incluido en la ruta de recorrido del Trolebús de Hermosillo.

Becarel también recibe grupos de personas para realizar visitas guiadas a sus instalaciones, donde se ofrecen degustaciones de sus productos. De igual manera, previa cita, grupos de niños escolares acuden a la empresa para conocer el proceso de fabricación de las tortillas. “Aprenden y se divierten, porque además tenemos un taller especialmente diseñado para que hagan tortillas a mano”, comentó.

Son 25 años de trabajo, durante los cuales los productos de Becarel han llegado no sólo a la mesa de los hogares de Sonora; también tienen gran aceptación en diversas ciudades de otros estados y de la Unión Americana, concluyó.

COMENTARIOS