Es de líderes motivar a los empleados

Es de líderes motivar a los empleados

Gobierno corporativo, clave para la supervivencia de las empresas
Evolución de la fotografía
Comuníquese con sus públicos de forma innovadora

 

 

 

 

Por Xóchitl Rodríguez, Staff Revista Negocios

Ocuparse del bienestar emocional de los trabajadores es una excelente inversión que se refleja en la lealtad hacia la empresa.

Ante la pandemia del Covid-19 el confinamiento se convirtió en la medida más importante para evitar un mayor número de contagios. Desde mediados de marzo se cerraron escuelas, lugares públicos al aire libre y cerrados -como parques, cines, iglesias, entre otros, para evitar la aglomeración de multitudes-, y dejaron de operar en los centros de trabajo las empresas cuyas actividades fueron consideradas no esenciales.

Muchas de las compañías pudieron continuar su operación a través del Home Office o trabajo a distancia realizado por los trabajadores desde sus propios hogares. Para los empresarios surgió el nuevo reto de liderar un equipo de teletrabajo y mantener motivados a sus empleados con el fin de sostener el nivel óptimo de productividad laboral.

Para ayudar a cumplir con el reto de la motivación de los trabajadores, es importante que los líderes empresariales mantengan una comunicación diaria con los empleados, la cual reducirá la sensación de lejanía y reforzará el vínculo con la empresa.

Pero, hay que precisar, no solamente es la comunicación para verificar que el trabajo se realice correctamente, sino aquella que permita sentir al trabajador que es escuchado y ante sus preocupaciones o dudas tiene el apoyo de su jefe, de la empresa, en un periodo en que todos la estamos pasando difícil por el confinamiento a que ha obligado la pandemia del Covid-19.

Ocuparse del bienestar emocional de los trabajadores es una excelente inversión que se refleja en la lealtad hacia la empresa. En estos tiempos de incertidumbre es muy valiosa la capacidad de detectar y comprender las emociones del personal, ya que todos nos hemos visto obligados a adaptarnos a un nuevo estilo de vida y hay que ser empáticos.

En este sentido, los empresarios pueden ayudar a los empleados a que establezcan sus rutinas laborales para que también puedan desarrollar sus actividades familiares; compartirles buenas noticias con el fin de mantener una actitud positiva y ayudarlos a que se sientan útiles para que ellos, a su vez, apoyen a las personas que tienen en su entorno.

Por fortuna, existen varias alternativas para mantener una buena comunicación a distancia, como las videoconferencias, que se pueden utilizar para reunirse virtualmente, video llamadas telefónicas o plataformas de mensajería directa.

De igual forma, los empresarios deben fijar metas y objetivos específicos, alcanzables y medibles que permitan a los trabajadores cumplir con ellos y por lo tanto sentirse productivos. Además, es importante reconocer el esfuerzo de los empleados para que se mantengan motivados.

Un buen líder proporciona calma y proyecta una imagen sólida para brindar seguridad y confianza a los subalternos. En esta época de crisis sanitaria y económica, ante la nueva modalidad de trabajo en casa, hace mucha falta sentir seguridad y confianza tanto en la empresa como en el desempeño del trabajo.

Finalmente, el empleador debe proporcionar el material, recursos y herramientas de trabajo necesarios para que el equipo de trabajo pueda desde casa- cumplir con sus responsabilidades de manera comprometida y feliz.

COMENTARIOS