El motor del desarrollo industrial son los jóvenes

El motor del desarrollo industrial son los jóvenes

Cómo sobrevivir a los dos primeros años
La supervisión debe ser un proceso facilitador
NAFIN respalda a MiPyMEs

Entrevista a:
Arq. Ariel Antonio Zepeda Amaya
Empresario y Coordinador de jóvenes Industriales Canacintra Hermosillo

Canacintra invita a sus empresas a que integren el Modelo Mexicano de Formación Dual a sus procesos.

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Hermosillo promueve entre sus empresas afiliadas el Modelo Mexicano de Formación Dual, el cual tiene enorme potencial tanto para los estudiantes como para los empresarios, afirmó el Arquitecto Ariel Antonio Zepeda Amaya.

El empresario y Coordinador de Jóvenes Industriales Canacintra explicó que buscan insertar en los procesos de la industria a los alumnos de educación superior para que desarrollen las competencias que adquieren de forma teórica en las universidades, lo que a su vez refrescará el quehacer de las empresas.

Recordó que el Modelo de Formación Dual en México es una adaptación del modelo alemán y se puede implementar desde el segundo año de educación media superior, con duración de uno o dos años.

Sin embargo, en el nivel superior los alumnos ya son mayores de edad y están más enfocados a lo que quieren hacer, al área en la que desean desarrollarse, precisó.

“Canacintra quiere incorporar a sus empresas afiliadas a jóvenes que brinden valor a la industria y que busquen alcanzar sus metas con visión de futuro en un mundo en el que hay que competir con profesionistas de todo el planeta’; agregó.

El Modelo Mexicano de Formación Dual pretende la vinculación armónica de la teoría y la práctica; integra al estudiante a la empresa para que desarrolle sus competencias profesionales y al mismo tiempo desarrolla competencias genéricas y disciplinares en el ámbito académico, con lo que obtiene una educación integral.

Entre los beneficios para los jóvenes, Zepeda Amaya destacó que podrán conseguir experiencia profesional de alto valor en el mercado; orientarán sus estudios de acuerdo a los requerimientos de la industria y las empresas en general; podrán obtener una cualificación/titulación reconocida al mismo tiempo que construyen un proyecto profesional; se integrarán progresivamente a las responsabilidades de la empresa y se incorporarán al mercado de trabajo en las mejores condiciones.

“Al terminar su formación, el modelo de educación dual permitirá a los jóvenes incorporarse de lleno a l mercado laboral con mejores trabajos y sala ríos’; reiteró.

En contraparte, agregó, la empresa formará talento adaptado a sus necesidades específicas y los empresarios podrán contar no sólo con mano de obra calificada, sino con empleados con alto sentido de per tenencia que impulsarán la productividad.

Entre las ventajas que el Modelo Mexicano de Formación Dual ofrecerá para las empresas se encuentra el que podrán conseguir personas cualificadas de acuerdo a sus necesidades; tendrán rápida respuesta a su demanda de profesionales; asegurarán contrataciones con mejores garantías; se reconocerá su función como agente formativo y de fomento a la actualización continua y reforzarán el vínculo con las instituciones educativas, dijo, lo que será benéfico particularmente para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs).

“Esta vinculación se convertirá en un potente motor para el desarrollo industrial de Sonora’; afirmó.

Con miras a la Cuarta Transformación que propone el nuevo gobierno de México, el líder de los Jóvenes Industriales Canacintra invitó a las empresas afiliadas al organismo a que integren el Modelo Mexicano de Formación Dual a sus esquemas de producción, y a todos los jóvenes de las escuelas superiores a que se motiven para explorar un futuro muy alentador en el sector industrial. “Hay que demostrar que sí podemos competir con los profesionistas de todo el mundo’; exclamó.

COMENTARIOS