De la creatividad a los negocios exitosos

De la creatividad a los negocios exitosos

BNI
UNIVIDA: Y después de mi jubilación… ¿qué?
Antes que todo, ¡una buena presentación!

Entrevista a:
Kurt Gerhard López Portillo
Jefa del Departamento de Contabilidad de la Universidad de Sonora

Kurt Gerhard López Portillo es un exitoso empresario que ha hecho de los negocios una manera de divertirse y encontrar satisfacciones simplemente por verlos crecer. Su mentalidad corresponde por completo a la de los emprendedores porque tiene ideas constantemente y no vacila en llevarlas a cabo. Son ideas creativas, movidas por sus sueños de construir un mundo mejor.

Hacer negocios es un estilo de vida para Kurt Gerhard. La inquietud proviene de su infancia, de la convivencia con un grupo de empresarios con el que sus padres jugaban volibol cada miércoles. Ver que existe un mundo mejor, una oportunidad de crecimiento, fue un acicate. Pero lo que más le ha llamado la atención es crear, lograr que una empresa crezca sana.

Y es que para este empresario la motivación real no es la recompensa económica, “nunca la he necesitado para vivir mejor”, dijo, “porque en cuanto un negocio da dinero se me ocurre poner otro. Eso es la felicidad de crear, de emprender, de hacer y que la gente esté contenta”.

Desde muy joven Kurt Gerhard ha participado en las cámaras y organismos empresariales de la entidad y ha seguido los modelos de grandes empresarios sonorenses. Esta formación y su carácter emprendedor le han traído logros importantes como la representación de Canon en 1995, con apenas 28 años de edad.

En 1998, después de trabajar también como profesionista para un empresario local, fundó la empresa Mico y un año más tarde le surgió una oportunidad que fructificó con la creación de Ideas Constructivas del Noroeste.

Hacer cambios que permitan el crecimiento de las empresas para empujar a las organizaciones hacia la dirección que busca es el activo más importante del empresario que tiene la suficiente humildad para dejarse guiar, porque cada semana se le ocurren nuevas ideas pero no las impone, sino que pasan por su equipo de trabajo y un director adjunto que complementa su personalidad.

Kurt Gerhard López Portillo se considera una persona exitosa, pero en realidad de lo que más se siente orgulloso es de su familia. Cuatro hijos y su esposa, Brenda Lucía Moreno Peña –quien le ha dado todo el soporte, apoyo y cuidado que necesita “para seguir la locura del impulso y siempre aventarse”-, son su empresa más importante.

 

Compartir

COMENTARIOS