¡Cuídese de las infecciones respiratorias!

¡Cuídese de las infecciones respiratorias!

El nuevo concepto de plaza comercial
Infecciones por microorganismos invisibles al ojo humano
Sitio web con fotos artísticas de Sonora

Entrevista a:
Doctora Ana Cristina Coronado Martínez
Neumóloga de adultos

Las infecciones respiratorias pueden presentarse en cualquier época del año, pero debido a las condiciones climáticas se recrudecen a partir de octubre y más o menos hasta marzo, aunque mucha de la propagación responde más bien a la falta de medidas de higiene adecuadas, consideró la Doctora Ana Cristina Coronado Martínez, Neumóloga de adultos.

La Neumología atiende las enfermedades respiratorias de la vía área baja; es decir, tráquea, pulmones y bronquios, explicó la especialista. Entre las afectaciones más frecuentes se encuentra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) -relacionada con el hábito de fumar o la exposición a diferentes agentes que se inhalan, como el humo de leña o sustancias utilizadas en las minas o para limpiar-, así como asma, bronquitis, neumonía y bronquiolitis.

Debido al tipo de suelo desértico de Sonora, suele presentarse también el agente infeccioso de la coccidioidomicosis; y se debe considerar también a la tuberculosis, agregó, causada por micobacterias que afectan generalmente a pacientes con bajas defensas.

La Doctora Coronado Martínez manifestó que existen distintos tipos de agentes infecciosos y enfatizó la importancia de hacer un buen diagnóstico con el fin de tener el tratamiento adecuado. Los médicos de primer contacto deben hacer una buena historia clínica y si los síntomas persisten deben derivar al paciente con el especialista.

«Entre las medidas preventivas para las enfermedades respiratorias está la aplicación de vacunas. La influenza se administra anualmente porque cada año cambia la cepa; protege contra las formas graves de neumonía e insuficiencias respiratorias que podrían ocasionar hasta la muerte. La vacuna por streptococcus pneumoniae es útil en personas con factores de riesgo para neumonía, por ejemplo menores de 5 años y mayores de 60, o pacientes con EPOC, diabéticos, renales, alcohólicos, con asma, fibrosis quística o alguna inmunodeficiencia. Se aplica cada cinco años», informó.

Además, hay que tener una alimentación adecuada e ingerir cantidad suficiente de líquidos. Si ya existe un proceso gripal o de tos, salir lo menos posible de casa para evitar la propagación, lavarse las manos de manera frecuente, toser cubriéndose la boca con el antebrazo y evitar cambios bruscos de temperatura, concluyó.

COMENTARIOS